DETECTORES DE HUMO ÓPTICOS CONVENCIONALES

Alto nivel de detección de incendios. Los ajustes de sensibilidad son programables para asegurar alarmas fiables y rápidas en cualquier tipo de condiciones ambientales. Su característica más innovadora es la velocidad y la precisión de detección.

  DETECTORES
TERMOVELOCIMÉTRICOS CONVENCIONALES

Los detectores de temperatura están diseñados para cuando la temperatura supera un máximo o cuando se eleva en un periodo de tiempo específico. Registran el evento y hacen disparar la central de incendios.

  BARRERAS INFRARROJAS

El transmisor emite un haz infrarrojo invisible. Cuando el humo supera la altura donde están instaladas las barreras se dispara la alarma. Este sistema de detección es ideal para edificios históricos, museos, centros comerciales, naves industriales, almacenes, centrales eléctricas, etc. Lugares donde no es posible el uso de pulsadores de incendios automáticos.

  PULSADORES MANUALES

Este sistema garantiza una alta fiabilidad y elimina cualquier duda acerca de la correcta activación. Son ideales para instalaciones comerciales e industriales.
Su diseño es muy reducido.

  ELECTRO-IMANES PARA PUERTAS CORTAFUEGOS

Diseñados para mantener abiertas las puertas cortafuegos.
Fuerza de retención de 50 a 100 kg.

  SISTEMA DE ASPIRACIÓN DE HUMOS

Los detectores de humos por aspiración  están especialmente diseñados para su conexión directa a  la red de seguridad local con una gama ampliada de prestaciones. Se trata de sistemas activos de detección  de incendios y protección de zonas, a la vez que control de conductos y equipos de aire acondicionado. Es posible señalar la ubicación exacta del incendio gracias a la innovadora tecnología de identificación del origen de fuego.